Trucos para que toda la familia lea más

En todas las casas, incluso en las más lectoras, hay momentos en los que la lectura baja en la lista de prioridades. Vamos a compartir algunos trucos que pueden ayudar a jóvenes y adultos a retomar, o a empezar desde cero, el hábito de leer.

Leer juntos en los ratos libres, trucos leer más en familia

¿Por qué leer más?

En primer lugar, queremos aclarar que el objetivo no es simplemente leer más libros por el hecho de acumular números. No se trata de leer tan rápido que te pierdas en las palabras, ni de leer con tanto estrés que no disfrutes de la experiencia. En realidad, se trata de aumentar el tiempo que le dedicamos toda la familia a la lectura, y como consecuencia, mejorar nuestros hábitos lectores. Además, cuanto más lees tú, más lee tu familia. Eso es indiscutible.

Trucos para que leas más en familia

Comenzaremos por crear una rutina de lectura, y entendemos que a veces puedas protestar diciendo: “No tengo tiempo”. Pero recuerda que todos tenemos las mismas 24 horas en un día, y aunque hay obligaciones ineludibles como el trabajo, los estudios, el cuidado de los hijos, el sueño y la comida, también hay momentos en los que elegimos qué hacer. Si leer es una prioridad para vosotros, es cuestión de asignar tiempo a esa actividad. No hay nada de malo en elegir otras actividades en lugar de la lectura, siempre y cuando seas consciente de ello y no te sientas frustrado/a.

Por ejemplo, podemos aprovechar el tiempo en el transporte público para leer. Aprovecharemos esos minutos que, de otra manera, podríamos utilizar para revisar las redes sociales o hacer llamadas. Así, se pueden leer al menos 30 minutos al día de lunes a viernes. Podéis dedicar 20 minutos antes de dormir. Establecer una rutina os ayudará a a leer varios minutos al día. No tiene que ser un tiempo determinado, lo importante es arañar páginas aquí y allá. Con el tiempo, y si los libros os atrapan, esos minutos pueden volverse horas.

Juega con los formatos. Por ejemplo, si te regalan un libro de tapa dura que pesa bastante, puedes dejarlo en casa e ir leyendo uno de edición de bolsillo cuando tengas tiempos muertos durante el día. Estas ediciones son especialmente útiles para los lectores más jóvenes, que pueden llevarlo en la mochila y sacarlo cuando tengan 5 minutos muertos.

Leer en el transporte público, trucos leer más en familia

En lo que respecta a los géneros literarios, no te preocupes por lo que otros puedan pensar. Leed lo que os guste a cada uno. No todos disfrutamos de los mismos géneros, y es importante que elijais lecturas que os atraigan. Si a te gustan los clásicos, adelante, pero si prefieres otros géneros como la literatura romántica, novelas de misterio o cómics, no dudes en explorarlos. Y si a tus hijos les gusta otro tipo de géneros, déjalos elegir y disfrutar con lo que les apasione. Uno de los trucos para leer más es elegir los géneros que nos enganchen.

Otra estrategia que efectiva es anotar las lecturas. Llevar un registro de lo que lees te ayuda a recordar lo que has explorado, y te da una sensación de logro. Puedes utilizar aplicaciones como GoodReads o llevar un registro en una libreta o una hoja de cálculo. Anima a tus pequeños a hacerlo a su manera y seguro que lo encuentran divertido y cada vez añaden más detalles a las fichas de lectura.

Mantener una lista de lecturas pendientes también es útil para aumentar tu entusiasmo por la lectura. Saber que tienes libros esperándote te motiva a seguir leyendo. Pregunta en casa qué libros les gustaría leer a continuación. Podéis estar al tanto de las novedades en vuestra librería, siguiendo canales de Booktube, suscribiéndote a boletines de editoriales o autores, observando lo que leen otros lectores y explorando bibliotecas de vez en cuando.

Unirse a un club de lectura o participar en lecturas conjuntas con amigos o en línea también puede ser una gran fuente de motivación. Estas actividades os comprometen a seguir un ritmo de lectura y te permiten compartir tus pensamientos sobre el libro con otros. Si os gusta la idea podéis, incluso, crear uno en casa y descubrir lo divertido que es leer todos el mismo libro y comentarlo.

Adolescentes, trucos leer más en familia

Por último, no subestiméis la importancia de aprovechar pequeños huecos libres en tu día. En lugar de mirar la pantalla del teléfono durante esos momentos, llevad un libro con vosotros y disfrutad de la lectura. La clave para leer más libros es reducir el tiempo que pasas frente a las pantallas y aprovechar cada oportunidad para sumergirte en un buen libro.

Esperamos que estos consejos os sean útiles en casa y que puedas disfrutar de más lecturas en familia. La lectura es una actividad maravillosa que puede enriquecer nuestras vidas de muchas maneras. ¡Anímate a explorar nuevos mundos a través de las páginas de un libro!

Un último truco

Si todavía quieres más trucos y consejos puedes suscribirte a nuestro boletín. No solo recibirás nuestras novedades, sino que te regalaremos el descargable Consejos para que los niños y niñas lean más.

Descargable gratuito, Consejos para que los niños y niñas lean más, Sèneca Jove, librería infantil y juvenil

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *